“Técnica donde me permite estampar mi huella, mi gesto, mi esencia, mi gusto, mi piel. Donde la punta del buril al deslizarse, va creando surcos inborrables en cavidades profundas de superficies nobles. Impregnando así huellas al resaltar lo invisible en visible con tintas de expresión. O cuando la gubia excava en surcos de diversos grosores dibujando heridas suaves y profundas que luego son sanadas en vacío".